VILLAS MARINERAS, PLAYAS DE EXCELENCIA Y ENSUEÑO

#NOSVEMOSPRONTO, MIENTRAS TANTO NOSOTROS TE ACERCAMOS VILLAS MARINERAS

#VILLASMARINERASCERCADETI

El mar es el vínculo que viste a las Villas Marineras con el blanco de la espuma y el azul intenso de sus mareas. El mar es el medio que ha moldeado sus gentes y que incide tanto en las pupilas como en los sentimientos. El mar es una forma de vida.

Ese mar que nos une, ya sea Cantábrico o Atlántico, se abre además a la costa en multitud de ocasiones dejándonos preciosas playas de las que disfrutar, grandes, pequeñas, abiertas al mar o encajadas entre acantilados, de cantos rodados o extensos arenales en los que captar la luz del sol desde el amanecer hasta el ocaso.

Las playas de Villas Marineras son de una calidad excelente, certificada en muchos casos con SICTED, Q de Calidad, Banderas Azules y/o Quality Coast; así como con otros reconocimientos de excelencia medioambiental.

¿Sabes entre cuántas playas puedes elegir en Villas Marineras?

Laredo dispone de playas de gran belleza natural y calidad. En la fotografía podemos contemplar la Playa de Regatón, que se encuentra dentro del Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel, extendiéndose en la margen derecha de la desembocadura del Río Asón con un desarrollo lineal hasta la zona de Laredo conocida como playa de El Puntal (extremo occidental de Laredo).

Esta playa es de arena fina y dorada, que alberga en su interior un campo dunar de alto valor ecológico y paisajístico y también una zona de vegetación en la que prima la zostera o hierba marina, planta con flor que vive permanentemente sumergida y que aquí aparece masivamente.

En Santoña se puede disfrutar de dos playas con magníficos paisajes. En la imagen se muestra la Playa de Berria; larga de recorrido, y que constituye un verdadero capricho de la naturaleza con origen isleño.

Esta playa se formó por los arrastres que depositaron dos corrientes de mar de dirección contraria, Norte-Sur y Sur-Norte. Santoña era en la antigüedad una isla y sus aguas vertían por esta parte de la playa, pero se cegó la salida del agua por la acción de los vientos, formando un banco de arena y una línea de dunas con vegetación que fueron impidiendo el desagüe hacia el mar y formaron así un istmo, que es la actual playa de Berria.

San Vicente, desde el punto de vista natural, posee un magnífico elenco de privilegiadas playas  y una hermosa ría, salpicada de intenso cromatismo gracias a los innumerables botes y barcas de colores que siempre encontramos en ella. En la imagen se observa la Playa de Merón, que es la playa por excelencia de San Vicente de la Barquera. Se encuentra en mar abierto y es extraordinaria para la práctica del surf, gracias a sus espectaculares olas.

Llanes es el municipio asturiano que cuenta con un mayor número de playas (más de 30). En cuanto a la variedad, la zona alberga playas para todos los gustos: urbanas y concurridas, naturales y poco visitadas, grandes o pequeñas, abiertas o cerradas, al abrigo o expuestas a los vientos, con río o sin río, de arenas o de cantos, etc. En la imagen, Playa De Torimbia, que se caracteriza por un entorno paisajístico agreste, de gran belleza y espectacularidad.

Ribadesella, flanqueada por el Mar Cantábrico, el río Sella y los Picos de Europa; está bañada por playas urbanas y también por calas escondidas y salvajes, como es la playa de la Atalaya, que podemos observar en la fotografía. Se trata de una cala de reducidas dimensiones adyacente al puerto de Ribadesella. Se accede fácilmente a pie desde el casco urbano.

Baiona dispone de seis arenales que se encuentran integrados en el centro urbano, lo que los hace tranquilos y los protege de los vientos y corrientes marítimas. En la imagen, la Playa de Santa Marta. Se trata de una playa tranquila, de importante tradición marisquera. Desde aquí el pirata Drake intentó asaltar Baiona. En sus aguas desemboca el río Baíña.

About the Author

Dejar un comentario

*